Historia del taxi

La popularidad de la historia del taxi se hizo mundial de una manera magnifica y es que no es para menos. Pues es un recurso, un medio de transporte publico que nos ha sacado de aprietos en más de una ocasión. Pero la historia del mismo es bastante curiosa de hecho. Desde un poeta que hizo invención por medio de ideas para no aquejumbrar a todos, hasta un francés que se le ocurrió. Tanto buen éxito como un tropiezo que culmino en fracaso.

¿Quién invento el taxi primeramente?

                De hecho, se comenzó como un servicio urbano para el público. En la subsiguiente historia del taxi podemos apreciar que el poeta Publio Virgilio paso a redactar poemas de sus obras. En las mismas condensada como el hecho de haber nacido y como impedimento para hacer uso de sus piernas, hizo de invento el carro que fungía para alquiler. Lo hizo para la disposición de todo aquel que necesitase.

¿Cuál fue el origen del taxi moderno?

                Si hablamos del transporte publico como tal, lo primero que debemos de mencionar es precisamente el taxi. Este se hizo en el asfalto a partir del año de 1640 y que fue en esa fecha; el francés de nombre Nicolas Sauvage quien seria recordado. Pues fue el primero en abrir una empresa exclusivamente de taxis. Está ubicada en la dirección de San Martin. Comenzó como un cochero para carruajes y terminó abriendo una empresa.

Aunque no se podía contar como tal de un taxímetro para aquella época, se sigue considerando que el precursor siempre fue Nicolas. Cabe destacar que el inventor del taxímetro fue Wilheim Bruhn, un alemán. El concepto que se le daba en un principio era que cualquier ciudadano pudiese hacerse con el medio de transporte y posteriormente pagar hasta determinado punto por el trayecto.

Unos cuantos años después se tomo en cuenta que Blaise Pascal, quien fuese también el inventor de la calculadora pasase a aportar la idea a mayor escala. Es decir, que para el año de 1661 se hizo la propuesta de un sistema organizado de diversos carruajes que irían a circular. Los tramos o trayectos serian determinados por el usuario, con ciertas paradas y el recorrido sería fijo.

El precio sería absolutamente accesible, algo que se pudiera considerar que guardaba una entera similitud al sistema de autobuses actualmente. Esta es la historia del taxi, como fue que se formo y posteriormente fue evolucionando.

Aporte del rey Luis XIV a la historia del taxi

                Fue precisamente el rey quien daría los permisos en el año de 1662 para que el servicio quedase establecido en todo el centro de lo que se conoce como urbe parisina. Constaba del siguiente trayecto:

  • El primero fue el que sirvió de nexo con lo que es la Puerta de San Martin conjuntamente con la de Luxemburgo.

Esto seria con cuatro coches que harían el debido recorrido para los dos lados con un tiempo reglamentario de 8 min. Pero eso sí, teniendo en cuenta que por ende el trayecto que pasaría a ser el más largo costaba alrededor de unos 5 sueldos de aquel entonces.

Pues para los trayectos en la urbanización lamentablemente duraron poco tiempo. El éxito menguó debido a que los coches se encontraban en pésimo estado y el viaje no era para nada cómodo. Luego de 15 años, dicha empresa quebró y lo que fue conocido como un transporte para el gentilicio, paso a ser llamado taxi.

Éxito y fracaso en la lucha de la historia de taxis

            Mientras que Blaise saboreaba la derrota, por una parte, hay que acotar que fue Nicolas Sauvage quien en verdad saboreaba el éxito. Pues su empresa creada con caballos, carruajes que muchas personas denominaron taxis de sangre fueron un éxito masivo. Se hizo con un aproximado de unos 20 carruajes para hacer valer su servicio.

Para el año de 1703, se puede tomar en cuenta que las autoridades parisinas ya se encontraban regulando la circulación. A cada uno de los coches se le hacia merecedor de una matricula y ser puesta en un lugar visible. Fungiendo de esta manera lo que es la licencia de circulación. En muchas de algunas ciudades como es Madrid por ejemplo donde el taxi ya existía. Tenían paradas ya programadas o fijas en algunas plazas o calles que se encontrasen.

Era precisamente el mismo usuario quien se hacia por encontrarlos y no viceversa como suele ser en la actualidad. Para Madrid, el taxi pasó a llamarse simón que se le hace honor al cochero de nombre Simón González o bien también por el hecho de que Simón Garrou fue un afamado constructor de coches. Quien vivía en 1772 muy cerca de lo que es la Plaza Mayor.

Popularidad del taxi en la gente de alcurnia

            Paso a ser conocido como un medio de transporte muy popular y es que solo la gente que poseía dinero o se le consideraba noble podía costearse. Incluso era un medio para poder pasar inadvertido para no usar los coches de las familias reales. Pues los coches de las familias reales tenían a un costado, la imagen del escudo de la casa o de por sí el nombre de quienes fueran propietarios.

El coche que hizo de taxi con su respectivo parquímetro se hizo en 1904 por parte de Luis Renault. Quien lanzaría su propia línea de taxis pequeños de a penas unos dos cilindros. Para aquel momento el taxi se haría conocido pasara lo que pasara y se deriva su nombre de la misma palabra taxímetro. Que como bien sabemos, es el regulador de las tarifas.

A pesar de la historia del taxi que conocemos cabe destacar que los taxis fueron de hecho los primeros autos o coches que usaron una calefacción. El suelo de estos era liso y contaban a su vez con un par de amortiguadores especiales. Posteriormente fue una compañía de nombre Checker Motors ubicada en Michigan quien participó en la fabricación de vehículos taxis en 1920. El resto de la historia del taxi es la que todos conocemos.