Historia del Transporte Publico en España

En la historia del transporte público en España se puede llegar a pensar que los autobuses, los taxis tuvieron su historia. Pero a decir verdad fueron los tranvías, los ferrocarriles y posteriormente el mismo metro quienes elevaron las apuestas. El gentilicio español se hacia con la necesidad de un sistema de transporte que surtiera para las diligencias. Un medio que pudiese comunicar los sectores más alejados con el centro de la urbe.

Todo esto y más por parte de una historia del transporte público en España que finalmente encontraría su verdadero emplazamiento de la mano del gobierno y un sistema. Dicho sistema que en verdad pasaría a resguardar la esencia y necesidad de España.

Orígenes del transporte público en España

                Fue en el siglo XVIII en los últimos años y simplemente a principio del subsiguiente XIX que el transporte público en España se dio. Aunque por parte de Madrid de hecho no se puede relatar de la historia del transporte hasta que fuese implementado por tracción animal. Esto sucedió para el año de 1871. Para aquella época lo único que existía era el reconocido ómnibus, pero el precio y costo del pasaje era elevado.

Para lo que fue el acrecentamiento del entramado de tranvías para 1871 y parte del 1905 se funge la comunicación principal con los núcleos. A su vez con sectores netamente alejados de como, por ejemplo; Leganés. Gracias a dicha extensión por parte del entramado de las vías, la población lentamente fue engranando y potenciándose a un mejor desarrollo.

Servicio de transporte público para viajeros

                Parte de lo que se tiene como este concepto se comienza a desglosar por medio del siglo XVIII; cuando hacen presencia los llamados coches diligentes para el año de 1972. Lo que realmente suele surtir y dar diferencia es que era utilizado por clases de alcurnia y para lo que era el interior de Corte y por supuesto de la Villa. Dichos coches poseían diversas paradas en el centro de la urbe, referentemente en las plazas. Santo Domingo, plaza de la Cebada o Puerta del Sol.

Lo que conocemos como transporte urbano comenzó a aparecer como tal en Madrid para el año de 1843. Todo esto empezó gracias a una línea que prestaba servicio de ómnibus para la Puerta de Toledo y a su vez con Glorieta de Bilbao. Su dueña era Compañía de Diligencias Generales de España. Como se conoce dicho ómnibus no era más que un coche para llevar al público, siendo este halado por caballos o bien; mulas.

Estos marcaron un precedente en el transporte público en España ya que fueron los que presentaron un antecedente a los actualizados autobuses que se utilizan. Aunque también hay que destacar que los omnibuses solo eran efectuados o prestaban servicio únicamente en ocasiones especiales. Como, por ejemplo, las verbenas o en toda la entrada de las puertas teatrales.

Primeras líneas de transporte público interurbano

                Dentro de lo que serian los primeros entramados del siglo XIX por compañías que fungían las diligencias para el arribo del ferrocarril. Muchas de estas para el año de 1848 tomaban con un estimado de unas 250.000 personas de viajes anuales. Las diligencias como tal se realizaban en mayor escala y pasaban a diversas regiones de España, entre estas por ejemplo; Camino a Francia por medio de Irún o bien mediante el Camino Real de Aragón.

Para el año de 1871 se hace la inauguración de lo que se conoce como el primer tranvía. El mismo era halado por unas mulas, de este se conoce que el sistema de tracción de sangre y su vía era del Barrio de Salamanca que se conectaba con el Barrio de Pozas. Cosa que, para muchas personas, es acá donde nace como tal el transporte regular de connotación pública. Por más de 30 años este seria el medio mayormente utilizado pero que pronto cambiaria para 1900 con la llegada de la tracción eléctrica.

Aparición propia del metro y auge del tranvía

            En el siglo XIX el tranvía se había coronado como el método de transporte más usado. En primera instancia fue por medio de mulas, posteriormente a lo que se conoce como vapor y por último paso a ser eléctrico. Otorgando su servicio no solo a la urbe de la ciudad sino a su vez a los núcleos. Sirviendo de apoyo para otros proyectos como, por ejemplo; Ciudad Lineal de Arturo Soria.

Para la historia de los autobuses tenemos que se tuvo en primera medida en el año de 1922. Esto por medio de la Sociedad General de Autobuses. Obteniendo desde Inglaterra unos 50 buses y que para el año de 1927 dejan el servicio. Todo esto ocurrido gracias a las altas tarifas y la nula aceptación por parte del gentilicio madrileño. Pero el destino, la historia del transporte público no se quedaría así. Pues se apertura una red de autobuses que funcionaban en la red interurbana.

En especial para aquellos sectores o localidades donde simplemente no se apreciaba la venida del ferrocarril. De hecho, como anillo al dedo pues la demanda de un buen medio de transporte se hacia oír. Para el año de 1974 se inicia un circuito de microbuses que se les conoció con el nombre de Búho que realizaban sus labores de noche.

Para 1975 se incorpora el transporte a EMT que seria la Empresa Municipal de Transporte en donde el proceso por absorberles culmina finalmente en el año de 1980. Un año antes de este acontecimiento se tenía el bonobús donde el chofer era el único con servicio y experiencia para cobrar y se adoptaba como baluarte el color distintivo rojo.

Orden en el sistema de transporte público español

                La mejora que se obtiene del sistema de transporte publico en España se hace en acuerdos con el gobierno mismo. Puesto que este deja al Consorcio Regional de Transporte de Madrid todo tipo de planificación. Organizando y engranando para que se pueda dar un planteamiento profundo a nivel de infraestructura. Mejores coches o vehículos y con buenas, excelentes instalaciones para España. Esta es la historia del transporte publico en España que desde el 2007 ha engranado y ha surtido efecto.